Kon Lo Puesto + El Ultimo Ke Zierre

Sábado 3 de septiembre… se avecina una gran noche de conciertos, ya que EL ÚLTIMO KE ZIERRE y KONLOPUESTO actúan para su gente. Conciertos gratuitos, en el recinto de la marcha de Vila real, que darán el toque de punk rock durante las fiestas de la Virgen de Gracia.

A las 23:05h encendieron los amplis y empezaron a sonar los instrumentos, con la versión de Segismundo Toxicómano “hoy como ayer”, encima del escenario… Konlopuesto. Grupo de versiones formado en el 2014 con influencias del mejor rock estatal. Tocaron los dos únicos temas compuestos por ellos: “inicios” y “princesas sin cerebro” y grandes éxitos de Los Suaves, Barón Rojo, Barricada, Rosendo, Platero y tú… que el público allí presente no dejó de cantar y bailar, finalizando la actuación con Piperrak.

Su potente directo nos ha dejado con ganas de más. Esperamos que muy pronto nos sorprendan con su primer disco.

15 minutos más tarde y siguiendo la gira de su último Lp “Cuchillas”, EUKZ estaba dispuesto a dar guerra encima del escenario. Con el tema “Las cuchillas de tu miedo” dio comienzo su puesta en escena.

Su nuevo guitarra, Tiko Montoliu, nos sorprendió gratamente ya que, sustituir a Sam Ferrer era una tarea complicada.

Un numeroso público, con el 90% de la carpa de conciertos llena, vibró con los temas que el grupo recuperó de su largo repertorio (17 discos en 25 años de carrera) y parte de la discografía más reciente. La elección de las canciones fue muy acertada, no pudieron faltar éxitos como “Es mucho pan para un jornal”, “Yo también puedo ser malo”, “Vuelta al infierno”, “Enganchados”, “¿A dónde vas?”  y  las ya clásicas “Mis calzones”, “Veneno” y “Tus bragas”. Roberto “El Feo” no tuvo su mejor concierto, hecho que se agravó con la calidad del sonido. “A cara de perro” ponía el broche final. 1h y 40 minutos donde el público se entregó al 100%.

Puntuación negativa para la organización, ya que habiendo solicitado todos los permisos necesarios al ayuntamiento, no nos dejaron trabajar a gusto lo que nos impidió así subir al lateral del escenario y estar escasos minutos en el foso, por ese motivo nos fue muy complicado realizar fotografías.

Hacer los conciertos en el interior de una carpa, en verano, no fue buena idea. Calor agobiante y sonido distorsionado, ya que hacía eco en la lona y no se escuchaba con claridad. Al finalizar el espectáculo tuvimos numerosas quejas del público allí presente, de los técnicos de sonido y también algunas de los músicos.

Aunque esperamos que esta crónica sirva de mejora en algunos aspectos fundamentales también queremos aprovechar para valorar desde aquí la realización de este tipo de conciertos  que, aunque se alejan de la música que impera entra las masas, responden a la demanda de una parte de la población y permiten el fomento de la diversidad cultural.

Fotografía: Ivan Flor

Crónica: Olga Meseguer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *