ROBE (Bienvenidos al temporal) 21. 10.2017 (onda)

Este año, la Fira d´Onda (Castellón) empieza con mucha fuerza.
En el pabellón Víctor Cabedo, en concierto, ROBE INIESTA. Se presenta en solitario y con sus dos últimos trabajos bajo el brazo: “Lo que aleteaba en nuestras cabezas” y “Destrozares, canciones para el fin de los tiempos”; reflejan serenidad y armonía en estado puro sin dejar de lado una pequeña dosis de locura.
Con el sonido de un violín, a las 23.15, nos preparamos para dejarnos llevar a un mundo repleto de perfección musical y sentimientos.
“El cielo cambió de forma” cuando pisó el escenario Robe y su fiel guitarra y la variedad de instrumentos musicales (violín, teclado, acordeón, guitarras, bajo, batería, clarinete, saxo…) invaden el lugar fluyendo poesía por sus letras.
Intercalando temas de sus nuevos discos disfrutamos de las diecinueve canciones que completan su gira musical:
– Destrozares, canciones para el fin de los tiempos (“El cielo cambió de forma”, “Querré lo prohibido”, “Donde se rompen las olas”, “Hoy al mundo renuncio”, “Destrozares”, “La canción más triste”, “Cartas desde Gaia”, “Puta humanidad”, “Del tiempo perdido” y “Por encima del bien y del mal”).
– Lo que aleteaba en nuestras cabezas (“Por ser un pervertido”, “Ruptura leve”, “Nana cruel”, “Guerrero”, “De manera urgente”, Contra todos”, “… y rozar contigo”, “Si te vas…” y “Un suspiro acompasado”).
Los espectaculares músicos con extensa trayectoria, la puesta en escena, el buen sonido y la tranquilidad y sobriedad en el escenario hacen que destaquemos este espectáculo como excelente.
El mismo Robe se declara como filósofo que hiere sentimientos y los mil quinientos espectadores se niegan a que llegue el final después de dos horas y media de concierto.
Hay que experimentar con más frecuencia la sensación de pararse el mundo y solo gozar de la música. Sin estar pendiente del tiempo, del teléfono, de las prisas, de la gente….
“Un suspiro acompasado” dio por finalizado este evento que todos sus fans recordarán por encima del bien y del mal.

© crónica: Olga Meseguer Ramos
© fotografía: Ivanflorfotografia2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *